Las habilidades transferibles: cómo hacer valer tu primer empleo

Puente, símbolo de cómo las habilidades pueden ser transferibles entre diferentes trabajos

¿En qué se relacionan un trabajo básico haciendo aseo en un centro comercial, y un empleo profesional como técnico mecánico industrial?

Esa fue la pregunta que Jairo se hizo cuando comenzó a trabajar, pues temía que su primer empleo en Canadá no fuera a valer como experiencia. Los ahorros que había traído de su país al inmigrar se le habían acabado, y necesitaba ese trabajo (o cualquier otro) para sobrevivir dignamente.

Su vida era bastante ocupada, y fue una época dura. Trabajaba de día y en las noches tomaba cursos de francés.

Mientras laboraba, Jairo soñaba con algún día hacer suficientes ahorros para retomar su rumbo y realizar sus planes, lo que lo había motivado para inmigrar a Canadá.

Los meses pasaron y con un mejor idioma, más los ahorros que se pudo hacer, Jairo comenzó a buscar empleo en su área: la mecánica.

De plano, se encuentra con su primer “muro” en la búsqueda de empleo: la gente dice que los empleadores quieren ver experiencia canadiense.

Nuestro amigo tiene varios años de experiencia en su país de origen, toda en su área profesional. Pero para la parte canadiense, él no sabe si poner o no en su CV (currículo) la experiencia de hacer aseos, siente que es muy diferente al empleo que desea…

¿Y tú qué harías? ¿la escribirías en tu currículo (hoja de vida)?

En este punto deberíamos mirar qué destrezas se pueden transferir.

Trabajando haciendo aseo, un oficio muy común en los recién llegados a Canadá

Las habilidades transferibles

Tus “habilidades transferibles” son las destrezas o experiencias generales que tienes, ellas te permiten ser flexible y adaptable. Tú puedes usar estas mismas habilidades en diversos tipos de empleo.

Cuando le das a conocer a los empleadores en tu CV y en tu entrevista estas habilidades, y si sobre todo les das ejemplos acerca de cómo las has usado, estarás demostrando que eres una persona adaptable y que podrías aportar al crecimiento de la empresa.

(Te interesaría leer: La entrevista de trabajo: 10 claves para dar una buena primera impresión)

¿Y es que puedo transferir las habilidades de hacer aseo a un puesto como mecánico industrial?

Hay algo que muchas personas no toman en cuenta, y es que a pesar de que hayamos trabajado en oficios que no sean nuestro ideal, ellos también aportarán en el desarrollo de habilidades, destrezas, cualidades o conocimientos que serán útiles al momento de postular a nuestro primer “empleo de verdad”.

Tal vez seas de las personas que al leer eso, te estarías preguntando:

  • ¿y en qué me enriqueció esa experiencia de (hacer aseo, trabajar en un restaurante, etc.)?
  • ¿yo qué cosas puedo resaltar de esa experiencia para ofrecer como un “plus” a quien me vaya a contratar en mi nuevo empleo?

Por esta razón es importante que te prepares con anticipación antes de enviar las solicitudes de empleo, y te hagas una lista (ojalá que no sea una lista mental) con lo que tus experiencias te han aportado.

Hay muchos tipos de habilidades transferibles

Veamos pues cuáles son las habilidades que podríamos destacar, las que hemos aprendido en nuestros antiguos empleos.

La universidad de Victoria, en British Columbia ha realizado un listado (en inglés) con 10 grupos de destrezas que podrían ser del interés de los futuros empleadores:

  1. Analíticas y resolución de problemas
  2. Flexibilidad y versatilidad
  3. Relaciones interpersonales
  4. Comunicación oral y escrita
  5. Entusiasmo y motivación
  6. Organización y planificación
  7. Manejo del tiempo
  8. Cualidades de liderazgo
  9. Proactividad (que inicia las cosas sin que le tengan que decir)
  10. Trabajo en equipo

Con este listado, imagino que ya estás pensando en diversas habilidades que tienes, y tal vez no habías pensado que podrías destacar.

¿Quieres algo más específico?

Aquí tienes un ejemplo con algunas de las habilidades que tal vez desarrollaste en tu trabajo de supervivencia:

• Organización

No solo organizar los implementos o el ambiente de trabajo, también hablamos de organizar o gestionar tu tiempo para poder trabajar en cierto horario, mientras estudiabas otra parte del día.

• Relaciones humanas

No vamos a negarlo, desde que uno trabaje con otra gente se tiene que relacionar, gústele o no. Y seguramente tus habilidades desarrollando empatía, apoyando a los otros y trabajando en equipo están al orden del día.

• Capacidad de adaptación

Tal vez las condiciones o el ritmo del trabajo cambiaban, o también las diferentes personas y sus formas de trabajar. Y ni qué hablar de los imprevistos, que es lo que más pasa. Si te lograste adaptar con éxito, tienes experiencia en adaptación. ¡Y eso NO lo dudo! Todo hispanohablante que se respete ha tenido que hacerlo en su país.

• Liderazgo

Seguramente en tu empleo diste ideas y te hicieron caso, o eras quien coordinaba algunas tareas, o el que le daba la inducción a los nuevos.

(Te interesaría leer: 10+ consejos para encontrar empleo, especiales para recién llegados)

¿Entonces cómo identificar tus habilidades transferibles?

Piezas industriales con su dibujo técnico

Comienza por recordar qué has aprendido de las actividades que has desarrollado, tales como trabajando en un restaurante de comidas rápidas (servicio al cliente, organización), vendiendo en un almacén (manejo de caja, responsabilidad), o realizando actividades recreativas (disciplina, gestión del tiempo) o deportivas (espíritu de equipo, perseverancia).

En los voluntariados o en otras actividades sociales también tienes otro montón de cosas que sacar, tales como las relaciones humanas, la planificación (si has organizado eventos), la logística de distribución, o el manejo de bodega, entre otras.

Para los que realizan un cambio de carrera en su vida

Sucede lo mismo, lo que necesitarás demostrar es que lo que has aprendido de tu vida en tu otra profesión, se puede aplicar en la nueva.

Entonces, si postulas a un oficio totalmente diferente a tu oficio anterior, tu CV (currículo) debería mostrar de primero un inventario descriptivo con tus habilidades que estén relacionadas con el cargo al que postulas y los logros obtenidos con ellas. Luego, podrás poner los estudios y futuros empleos.

Lo importante en este tema es demostrar cómo tu experiencia estará acorde con lo que los empleadores están buscando.

Para cerrar, aquí te comparto un pequeño artículo que escribió la Université Laval al respecto (en francés).

Espero que este artículo te haya picado la curiosidad y que te motives a realizar un inventario actualizado de tus habilidades, incluso si ya tienes un empleo profesional. ¡Nunca está de más conocerse mejor!

¿Tienes algo que aportar? Te doy la bienvenida en los comentarios bajo esta entrada.

Si esta nota te ha gustado, no dudes compartirla.

Muchas gracias por leerme, ¡nos vemos en la próxima!

About the author

Wordlier

A Luis Gutiérrez (Wordlier) le apasionan los temas sociales, el aprendizaje de idiomas, y apoyar a las demás personas para que encuentren su camino hacia el éxito personal y profesional. Hace más de media década reside en la provincia de Quebec, Canadá. En 2009 fundó el foro "Colombianos Inmigrados e Inmigrantes al Canadá", el cual sigue administrando, y que le ha servido a cientos de familias a hacer amigos y facilitar sus proyectos de vida. También puedes encontrarlo en el Grupo Facebook: Profesionales Inmigrando y Viviendo en Canadá.

Readers Comments (6)

  1. Hola! Como siempre muy acertada tu entrada… Para los que estamos próximos a llegar es información muy valiosa… Gracias por compartir… Un abrazo!

    Responder
  2. Muy bueno,excelente este comentario que acabo de leer pues yo también soy mecánico industrial y para comenzar en otro lugar a trabajar hay que comenzar de abajo. Soy Chileno y mi anhelo es trabajar y vivir en Canada junto a mi familia. Para todos muchas bendicones y gracias

    Responder
  3. Hola, muy interesante la experiencia… Quiero empezar pero no se cual es la mejor via, me ayudas???

    Responder
    • Para empezar a buscar empleo, lo principal es comenzar explorando los sitios de búsqueda de ofertas para conocer los perfiles. De esta manera podrás saber qué es lo que necesitan los empleadores y saber si tu perfil aplica o si hay que aprender algo nuevo para poder tener los conocimientos o habilidades demandados.

      Responder

¿Qué tal si me dejas un comentario?