Los riesgos invisibles que tuviste en casa en invierno y por qué debes limpiar en primavera

¡Por fin llegó la primavera!, la época de abrir las ventanas de nuevo, dar por finalizado el modo hibernación en nuestro hogar, y deshacernos de toda la suciedad acumulada que no pudimos sacar y que sin darnos cuenta nos afectaba la salud. Aquí te cuento por qué.

Aparte de la incomodidad que nos trae la continua entrada de restos de sal, arena y piedras que vienen de la calle y que ensucian nuestra casa, a continuación te presento los riesgos que a veces no se ven tanto y que pueden llegar a ser más peligrosos, sobre todo en invierno.

PROBLEMA: El polvo y los ácaros
Ácaros del polvo casero. Cada uno mide 0,3 mm de largo. Foto por: Gilles San Martin/Wikimedia (CC)

Ácaros del polvo casero. Cada uno mide 0,3 mm de largo. Foto por: Gilles San Martin/Wikimedia (CC)

QUÉ AFECTAN: Sistema respiratorio y piel
SOLUCIONES: Aspirar, sacudir, lavar telas y alfombras con agua caliente

Arena, restos metálicos, tierra y múltiples residuos casi invisibles y tan normales en un hogar tales como pelo, restos de comida, fibras, caspa, etc. hacen parte del polvo que encontramos en todas partes, desde el piso hasta encima de los muebles, dentro de las lámparas, en las bombillas, en el teclado de nuestro computador, etc. En este polvo (¡y hasta en nuestra ropa y cuerpo!) viven los ácaros, pequeños insectos casi microscópicos que se alimentan de los restos de piel de nosotros y nuestras mascotas.

Los ácaros del polvo son muy comunes (y “no muerden”) y se pueden hallar sobre todo en las áreas cálidas y húmedas (almohada, muebles, alfombras…), pero nos generan alergias nasales y pueden disparar ataques de asma. Hay otras especies de ácaros (que no son del polvo y que “sí muerden”) que pueden generar escabiosis o sarna y que pueden afectar a las personas, sobre todo a los bebés.

En la Wikipedia mencionan algunos trucos de prevención para evitar la proliferación de estos pequeños insectos.

PROBLEMA: Los compuestos orgánicos volátiles (COV o VOC)nail-polish-498665_640

QUÉ AFECTAN: Sistema respiratorio, sistema nervioso, sistema renal, etc…
SOLUCIONES: Múltiples, por lo general es deshacerse de la fuente que los emite y renovar el aire (leer más abajo)

Los VOC están presentes durante todo el año, pero el riesgo que representan para nuestra salud aumenta en invierno debido al encierro en que tenemos nuestra casa.

Estos gases son de lo más comunes y peligrosos, y se encuentran en el aire de nuestro hogar. Los VOC son los químicos que liberan las pinturas (algunas incluso años luego de ser aplicadas), los ambientadores de aire, algunos plásticos, las cortinas de baño en vinilo, cauchos, maderas, espumas, aerosoles, barnices de uñas, exhalaciones de las personas luego de haber fumado, perfumes de los mismos agentes químicos de limpieza que utilizamos, etc.

Los VOC causan desde irritaciones al sistema respiratorio, hasta rinitis y alergias en los ojos, pasando por dolores de cabeza, y en algunos casos náuseas, problemas de riñón, cáncer o problemas nerviosos.

Es un hecho que al interior de las casas o apartamentos muchas veces el aire está más contaminado que afuera debido al encierro y pobre circulación del mismo. Según un estudio científico citado por Wikipedia, la concentración de estos vapores en invierno es hasta cuatro veces mayor que en verano.

Si este tema te preocupa, y quieres saber más y cómo prevenir tu exposición, te recomiendo leer el siguiente PDF del Ministerio de Salud de la provincia de British Columbia (en español) explicando qué son los VOC (COV) y cómo disminuir los riesgos en casa: Calidad del aire en espacios interiores: compuestos orgánicos volátiles (COV).

PROBLEMA: Las partículas que flotan en el aire
Partículas de ceniza, vistas a 2000 veces su tamaño

Partículas de ceniza, vistas a 2000 veces su tamaño

QUÉ AFECTA: Principalmente el sistema respiratorio
SOLUCIONES: Varias (ver siguientes párrafos)

Se le llama material particulado a una gran cantidad de pequeñas partículas líquidas y sólidas que son tan pequeñas que pueden flotar en el aire. Digamos que también hacen parte del “polvo” del hogar que mencionamos más arriba, pero por su peligrosidad vamos a hacerles este apartado especial. Su peligro radica en que por ser tan pequeñas, estas partículas viajan directo hacia dentro de los pulmones, perjudicando nuestra oxigenación y pudiendo de paso contaminar nuestra sangre e intoxicarnos.

Su diferencia con el polvo común es que muchas veces estas partículas son mucho más pequeñas, y pueden venir de los humos de cigarrillo, la cocción (en especial cuando se hacen fritos), humos cuando algo se quema en la cocina o hay una mala combustión de una llama, esporas que han entrado por el aire o que producen nuestras plantas o el moho existente, contaminación ambiental de la ciudad, etc.

Como soluciones ante esto podemos decir que es muy importante encender el extractor de humo cuando cocinamos, no permitir que nadie fume en espacios interiores, prevenir el crecimiento de moho en nuestro hogar, mantener las chimeneas limpias y controlar la salida de humos y pasar la aspiradora frecuentemente en casa. Lastimosamente este tema es difícil de tratar, pues la polución de la ciudad siempre va a encontrar forma de entrar a nuestra casa…

Si deseas profundizar más, te dejo un enlace del Ministerio Canadiense de Salud: en inglés y en francés.

PROBLEMA: El gas radón
Kit de test para el Radón

Un juego probador para saber si el radón es peligroso en casa

QUÉ AFECTA: El sistema respiratorio
SOLUCIONES: Reparaciones y/o modificaciones en el hogar, buena extracción del aire de la casa. Realizar el test de radón.

El radón también es un riesgo que está presente no importa la estación del año.

Es un gas radioactivo producto de la desintegración del uranio, es inodoro e incoloro, pero bastante peligroso pues causa cáncer de pulmón. El radón se da naturalmente y en algunas partes sale de la tierra y se filtra dentro de las construcciones por pequeñas hendiduras y otras aperturas a través del concreto, por lo que los sótanos (sous-sol / basement), los estacionamientos y en algunos casos los primeros pisos de las casas lo pueden tener sin darse cuenta. No importa si las construcciones son nuevas o viejas.

Si uno quiere estar tranquilo, puede realizar un test económico en casa o contratar un test profesional y si el resultado es positivo puede hacer o solicitar al propietario la realización de trabajos de remediación que consisten en sellar las fisuras e instalar un sistema de aspiración del aire que sale de las zonas bajas para expulsarlo fuera de la casa.

El Ministerio de Salud de Canadá tiene aquí información sobre los tests de Radón que se pueden realizar en los lugares cerrados: información en inglés y en francés.

PROBLEMA: El moho
Moho en la ducha - Foto: Wikimedia (CC)

Moho en una ducha – Foto: Wikimedia (CC)

QUÉ AFECTA: Sistema respiratorio y ojos.
SOLUCIONES: Limpiar con jabón lavaplatos y mantener el ambiente seco. En caso extremo, desechar lo afectado.

El moho son colonias de hongos muy pequeños que flotan en el aire o se adhieren a los lugares húmedos y cálidos como algunos lugares de nuestros hogares. Hay personas que son alérgicas a ellos y pueden presentar reacciones como congestión nasal, irritaciones en los ojos, ataques de asma, etc. En caso extremo se pueden reproducir en el interior del sistema respiratorio y generar infecciones severas. Hay algunos hongos que emiten toxinas (micotoxinas), por lo que es mejor no tocarlos sin usar guantes.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos tiene un folleto interesante al respecto (en español) que nos instruye sobre la mejor manera de limpiar y evitar que el problema continúe en casa.

PROBLEMA: El monóxido de carbono (CO)
Detector de monóxido de carbono

Detector de monóxido de carbono

QUÉ AFECTA: A través del sistema respiratorio afecta todo el cuerpo
SOLUCIONES: Buena ventilación y extracción de gases, no encender aparatos a combustión en lugares cerrados. Instalar detectores de CO.

El monóxido de carbono es un gas incoloro e inodoro que resulta de la combustión (chimeneas, humo de los autos, parrillas y calentadores de gas, etc.), puede estar en el ambiente sin darnos cuenta y es peligroso si se respira, pues disminuye nuestra capacidad de absorber el oxígeno del aire. Los primeros síntomas que una persona muestra por envenenamiento con este gas son somnolencia y luego pérdida de la capacidad para pensar claramente. Si luego de estos síntomas la exposición a ese gas continúa, la persona podría morir.

Ya se han presentado muchos casos de intoxicación y muerte por este gas invisible en Canadá. Es mejor prevenir y tener en casa un detector de CO que funcione todo el tiempo y que se puede comprar por poco dinero en una gran ferretería.

La ciudad de Mississauga en Ontario instituyó (como muchos otros lugares de Canadá) la obligación de instalar los medidores de CO en los hogares, y para ello publicó el siguiente folleto en español en donde explican los riesgos de este gas.

PROBLEMA: El montón de cosas innecesarias que guardamos en casa
Un espacio sin tantas cosas es más sano.

Un espacio sin tantas cosas es más sano.

QUÉ AFECTA: Nos reduce el espacio para vivir, recoge polvo, podría ser criadero de insectos y moho, nos trae más molestias cuando vamos a realizar una mudanza, etc.
SOLUCIÓN: Aplicar la Ley de las 3R (Reducir, Reciclar y Reutilizar)

Porque hacer aseo no sólo consiste en limpiar, también en deshacerse de cuanta cosa tengamos que no nos sirva, tal como papeles con informaciones caducas, elementos informáticos viejos (que se pueden llevar a centros de reciclaje), muebles y ropa (que si está en buen estado se puede lavar y luego donar a entidades de beneficencia).

Conclusión

Este artículo no es para alarmarnos, es una forma de recordarnos los pequeños peligros que nos rodean y motivarnos a controlarlos para que no nos afecten a nosotros, ni a nuestros hijos, ni a nuestras mascotas.

Lo más importante a tener en cuenta para mantener a raya los problemas es controlar la fuente. Sin fuente no hay problemas. Pero como siempre vamos a tener uno que otro, como remedios a tener en cuenta están la buena ventilación y el buen aseo de nuestro hogar durante todo el año, teniendo en cuenta de minimizar el uso de productos químicos fuertes, sobre todo los que desprenden aroma.

Y para finalizar, si luego de leer todo este artículo estás pensando que quieres comprar un purificador de aire interior, Santé Canada/Health Canada aconseja que si vas a comprarlo, evita adquirir uno que emita Ozono (O3) pues podría traer efectos nocivos para tu salud.

Si apenas llegas al blog, tal vez pueda parecerte interesante leer estas respuestas sobre el invierno canadiense.

Y si deseas leer sobre salud y alimentación, te recomiendo esta nota.

Muchas gracias por leerme, y si te ha gustado este artículo, no dudes compartirlo en tus redes sociales y realizar un comentario sobre el tema aquí mismo.

¡Nos vemos en la próxima entrada!

About the author

Wordlier

A Luis Gutiérrez (Wordlier) le apasionan los temas sociales, el aprendizaje de idiomas, y apoyar a las demás personas para que encuentren su camino hacia el éxito personal y profesional. Hace más de media década reside en la provincia de Quebec, Canadá. En 2009 fundó el foro "Colombianos Inmigrados e Inmigrantes al Canadá", el cual sigue administrando, y que le ha servido a cientos de familias a hacer amigos y facilitar sus proyectos de vida. También puedes encontrarlo en el Grupo Facebook: Profesionales Inmigrando y Viviendo en Canadá.

Be the first to comment

¿Qué tal si me dejas un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.