Les Chemins invisibles

Quiero compartirles que estos días, a Dios gracias, han pasado muchas cosas buenas en mi vida. Han pasado demasiado rápido una tras otra. He andado bastante ocupado para poder organizar todos los detalles y por eso no he podido escribir para el blog. El único tiempo que saco es para el Foro que requiere muchísimo más mantenimiento.

Ante todos estos eventos que luego les contaré algunos dirían que lo que me pasa es suerte, otros que es Dios, otros que es el resultado de tanta preparación previa. Yo digo que es todo junto: que Dios me ha ayudado en todo (aprieta pero no ahorca), me ayudó en la preparación de mis estudios, y en iluminarme cómo prepararme para la vida, me ayudó a saber cómo hacer las cosas para que se dieran algunos de los resultados que esperaba y puso la «suerte» de por medio para que todas las «coincidencias» se dieran.

Cuando me sienta en disposición para hacerlo, les contaré esa historia 😉

Por ahora les comparto otro tema veraniego

Leer más